domingo, 10 de mayo de 2015

¿Dónde está el presidente? ¿El presidente donde esta?

Un mes después con el equipo descendido a un 99%, no soy casi capaz de articular las palabras, de cara a mostraros la frustración que siento. Pero el partido de ayer ha sido un gran detonante para hablar...
Fuenlabrada 21.20 horas del 9 de Mayo de 2015. En el Fernando Martín se desata una fiesta y una auténtica locura. Todo el mundo está disfrutando acaloradamente y con gran emoción del fiestón que ha montado Baloncesto Fuenlabrada sobre la pista. El equipo se ha salvado.

Esto es lo que pensaría un ciudadano cualquiera que pasara por los exteriores del Fernando Martín la tarde de ayer. Porque la música estaba a tan alto volumen que parecía que el Club quería montar un animado guateque al finalizar el partido.

Pero no, la realidad es otra bien distinta. El equipo está sentenciado y prácticamente condenado a disputar la Liga Adecco Oro la temporada que viene (salvo que los Despachos permitan aprovecharse de la desgracia de otro equipo en una Liga que cada vez tiene menos interés para un servidor por estas situaciones). 


Y Baloncesto Fuenlabrada parece que quería celebrar tan desgraciada situación con una gran fiesta sobre la cancha. Porque, señores, el poner la megafonía a toda hostia (perdón por la expresión) toda vez que ya había finalizado el partido, sin justificación ni motivo alguno y siguiendo una dinámica totalmente distinta a otros partidos, con el aparente único fin de acallar las posibles críticas y cánticos en contra de la directiva que se llevan sucediendo durante numerosos partidos es un auténtico despropósito.

Es un INSULTO a la inteligencia de la afición que lleva 2-3 años soportando lo mismo un año tras otro, con decisiones cada vez más surrealistas y con una política que no nos lleva a ningún sitio. Ayer, como colofón, en el partido crítico donde el Club se jugaba todo o nada, el Presidente no se encontraba ni en el palco al finalizar el partido (desconozco si durante el partido estuvo porque ni me fijé).

Y es que si por algo se caracteriza Fuenlabrada en los últimos años, es que cuando las cosas van bien es fácil regalar los oídos con todo tipo de halagos y piropos para mantener a la afición contenta y de tu lado, pero cuando vienen las mal dadas, y la situación se te viene en contra...ese es otro cantar. Hace bastante tiempo que nuestro director Deportivo no sale en prensa para hacer visible que se sigue trabajando en mejorar.

Es desde el Departamento de Prensa donde se ha estado lanzando todo este tiempo todo tipo de iniciativas, pero he echado de menos enormemente a Ferrán López o a José Quintana manteniendo una reunión con la afición para aclarar las líneas que seguirá el Club de descender, o para tranquilizar los ánimos, o simplemente para pedir que se siga apoyando como en esta casa se ha realizado en alguna ocasión.

Y ya no digamos, el salir a la palestra a explicar la política de fichajes o de ceses de entrenadores que está siguiendo el Club, totalmente contraria a la filosofía que se imprimía en anteriores temporadas: dejar trabajar y compromiso.

¿Cuántos jugadores han pasado por Baloncesto Fuenlabrada en 2 años? ¿más de 30?. ¿Cuántos entrenadores? ¿5? ¿Y en estos últimos 6 años? ¿Más de 70 jugadores y más de 8 entrenadores? Creo que la realidad no dista mucho de los números que presento...

Sobre el partido poco que comentar: la sensación de frustración por ver a Fuenlabrada descendido, pero la tranquilidad de que sé que no es la misma situación que hace una década, cuando descendimos trágicamente con 13 victorias en el Saporta. Hemos descendido (o estamos a punto de ello) porque lo merecemos. Porque hemos sido los peores. Porque ha habido jugadores que han venido a Fuenlabrada sin compromiso alguno, más pensando en las vacaciones que en otra cosa. Y porque no se ha planificado la temporada, confiando en gente como Armando o fijándonos en Sala 8 jornadas antes de que lo hiciéramos. Igual otro gallo hubiera cantado...

Eso sí, dado que en el último partido en casa igual vuelven a poner la música "a toda hostia" para celebrar por todo lo alto nuestro descenso, igual conviene transmitir nuestro malestar a la dirección de este club desde el minuto 1 de partido. #DIMISIÓN.

Dado que es un tema sensible si algún comentario se sale de "madre" tendré que aplicar la "política Fuenlabrada", es decir, "poner la música alta para que no se oiga" (es decir, borrarle).


@bbarretea

No hay comentarios:

Publicar un comentario