lunes, 11 de noviembre de 2013

Parecida historia, mismo resultado.

Cuando comenzó la temporada, nadie esperaba ver a Baloncesto Fuenlabrada en la situación que se encuentra ahora: Parte baja de la tabla, con 4 derrotas y una victoria, y sobre todo muy malas sensaciones de juego.
Este año la temporada prometía ser ilusionante cuanto menos. Un elenco de estrellas (en proceso de dejar de brillar pero todavía con fogonazos muy buenos) como Cabezas, Montañez o Panko, junto a jóvenes promesas que parece que iban a foguearse muy mucho durante la temporada tipo Dani Pérez, James Feldeine, Mejeris, Boubacar Moungoro, Laso o Diagné, nombres importantes como Paunic o Marcus Arnold y sobre todo el de la casa, el jugador que debería llevar los galones de capitán, Javier Vega.

Pero algo no acaba de cuajar en la casa naranja...

La temporada ha arrancado con una racha de resultados muy negativas, donde en todos los partidos se cumple el mismo patrón: 10 minutos de juego muy buenos, unos 15 de desconexión y el resto del partido a remolque. Para acabar sucumbiendo estrepitosamente con la cara pintada y los colores alterados. Y sobre todo, el consecuente cabreo de la afición. Monumental tras el partido de este fin de semana pasado.

Bilbao, la excepción que confirmó la tónica...

Dirán, pero...¡A Bilbao le ganamos! ¡Toma! Pero el patrón se cumplió. El partido comenzó muy mal para Fuenlabrada, perdieron distancias en el tercer cuarto, y en el cuarto periodo, tras comenzar a remolque hicieron la épica para conseguir llevarse el partido. Pero no siempre funciona y en Canarias, Sevilla y contra los gallegos en casa perdimos 3 oportunidades de oro de vencer a rivales directos.

Murcia...la primera en la frente.

La temporada se abría contra un ex: Óscar Quintana. Y parece que en los últimos años nos van cogiendo la medida, y en esta ocasión nos vapulearon.Golpe tras golpe, y porrazo tras porrazo, nos enchufaron una diferencia de 20 puntos que será muy complicada de levantar en el partido de vuelta.

Ante Bilbao salvan los muebles y en Canarias se los dejan...

Como hemos comentado, ante Bilbao consiguieron salvar los muebles medianamente con la consecución de la primera victoria. Pero en Canarias el cantar volvió a ser el de siempre: derrota de 8 puntos y de vuelta con las orejas gachas.

Obradoiro y Cajasol: los casos sangrantes...

El partido ante Obradoiro fue aburrido. Y mucho. Se intentó hasta el final, pero gracias a esos minutos apáticos se acabó perdiendo el partido. Y lo peor estaba por llegar... 15 minutos de desconexión ante Cajasol, donde se gozaba de 15 puntos de ventaja, hicieron que encajaran un parcial de 30-3 (algo sangrante) para darle la vuelta al partido los locales y que ya nada pudiera hacer el pecio fuenlabreño.

Fuenlabrada, en barrena hacia abajo (sin visos de remontar). Y Chus Mateo no sabe cómo... ¿Soluciones? Un 5 solvente y de garantías que cierre el rebote, una de los sangrados de Fuenla en las estadísticas. Cuando en tu equipo todo lo limitas al tiro exterior y no entran... ¡Estamos jodidos!

La semana que viene llegan los de Face...esto no, Tuenti Móvil Estudiantes. Esperemos que el Fuenlabrada no quede incomunicado en la parte baja.

@bbarretea

2 comentarios:

  1. Umm no veo a Vega todavía con galones de capitán, le falta carácter.

    ¡Capitán Montañez!

    ResponderEliminar