jueves, 15 de noviembre de 2012

Réplica a Dani Blanco

 Comenta este artículo en Twitter con #ReflexionesBasket

Hoy, el siempre respetado y reconocido periodista por mi parte, Dani Blanco, ha publicado en su blog, en este enlace, un artículo cuanto menos discutido, que personalmente me veo obligado a dar mi opinión. 

Y visto que iba a ser un comentario muy largo, voy a proceder a efectuarlo a modo de réplica en este modesto blog.

Siempre tenemos que aprender de los periodistas más grandes, todos y cada uno de los que juntamos cuatro letras a modo de hobbie, y que nunca nos dedicaremos profesionalmente a esto, porque todo sea dicho, lo mío no es esto. Lo mío es la estadística, el juntar números y presentar informes. El mundo de la economía y su gestión, para estudiar la forma en la que hacer un futuro mejor.

Y dicho esto, que me disperso, vayamos por partes.


Réplica nº 1:

"Hacía tiempo que el Fuenlabrada estaba cómodo en la ACB, que incluso había probado las mieles del éxito, situándose en una fase final de la Copa del Rey y en unos play offs."

Que hayamos conseguido un año entrar en la Copa del Rey, y otro jugar los Play Off y la "Euro Galleta" no quita para que en Fuenlabrada nos olvidemos de quienes somos. En Fuenlabrada hemos vivido dos descensos, y posiblemente vivamos alguno más si nuestro club sigue compitiendo a alto nivel, debido a que siempre luchamos contra los siguientes aspectos:
  • Una plantilla con estrellas del baloncesto venidas a menos que buscan su hueco, jugadores que están en los últimos años de su competición, o jóvenes promesas.
  • Un presupuesto muy ajustado, con el que competir contra clubes con 28-30 millones de euros, o incluso con 6-8 es muy difícil.
  • Una masa social volátil. Fuenlabrada, ciudad obrera muy afectada por la crisis, que de lo primero que se va a quitar es de los vicios. Aunque dentro de esa volatilidad, hay una fidelidad y nunca se baja de los 3000 socios.
  • Club de la periferia que tiene difícil buscar patrocinadores, ya que el payback de la inversión para las empresas es menor y menos rentable que en los clubes de la capital.
Con todo ello, siempre estamos compitiendo y luchando.

Réplica nº 2:

"Otro elemento sospechoso es esa afición pintoresca que confunde pasión por el club con enloquecimiento generalizado. Confunde pedir esfuerzo, pasión, con resultados inmediatos deportivos. Fuenlabrada no puede estar siempre en play off, en Copa del Rey"

En colación a lo anteriormente comentado, la gran mayoría no olvidamos nuestra identidad. La gran mayoría no olvidamos quienes somos ni de dónde venimos. Eso no quita, a que nos avergoncemos y nos sonrojemos con la actuación de nuestros jugadores en las primeras 7 jornadas de liga. Bochorno absoluto donde nos han pintado la cara en numerosas ocasiones. ¡Oye! ¡Que somos sufridores, pero gilipollas no! Y siempre pediremos el máximo a nuestro equipo más un plus.

Supongo que ese sentir lo comparte la afición de Lagun Aro, Cajasol, Gran Canaria o Manresa, que se ven en nuestra misma situación.

Réplica nº 3.

"Una afición que pita a los colegiados en el salto inicial de cada partido, que insulta al entrenador rival en el calentamiento pre partido. Por supuesto no son todos, pero en el campo del Fuenlabrada los gritos no son casuales. Es decir, que no es precisamente grande para que los gritos sean de los menos."

Señor Blanco. ¿No recuerda usted en los últimos años, cuántas veces se ha afirmado lo complicado que es acudir al Fernando Martín a jugar? Por sus características como cancha (ejem), la presión que ejerce la afición, el plus de dificultad añadido que encuentran los árbitros al ejercer su función en una cancha donde cada jugada, tengan o no razón será discutida.

Una afición que está siempre encima de los jugadores, una afición que presiona por norma general al máximo para exprimir a los jugadores a dar lo que puedan y más. Recuerdo unas palabras de Mike Hall al finalizar alguno de los partidos, donde agradecía a la afición el apoyo que prestaba, y que eso les animaba a dar siempre el máximo. Porque pagaban por verles jugar.

Réplica nº 4.

"Una afición que en las retransmisiones de Telemadrid o de Teledeporte, consiguen que el volumen del narrador sea indiferente porque siempre están por encima los gritos contra el rival o contra los árbitros. Algo que llega a enloquecer a cualquiera."

Ese es el encanto del Fernando Martín. No ser un pabellón de muñequitas, donde el rival echándose la siesta consiga vencer. Si quieren la victoria que la peleen hasta el final. ¿Recuerda usted el año de las 15 victorias de Maldonado en el Fernando Martín? Ese año era la sensación de la Liga ACB el equipo, junto a Lagun Aro.

Y era por la presión de la cancha, los equipos acudían a la cancha temiendo a un Fuenlabrada con el cuchillo entre los dientes. Y ese año, el equipo se sobrepuso a la marcha de jugadores clave para el equipo, como Batista o Biyombo.

Corolario.

No  puedo estar más de acuerdo con otras partes de tu artículo. Con Porfi Fisac se han equivocado, ya que la plantilla este año tiene problemas: 

El base. No tenemos un base referencia, y supongo que las suplencias de Quino o las actuaciones de Jon como base, tienen su justificación en algo que haya sucedido de puertas para adentro.

La pérdida de Laviña para el equipo fue clave. Un jugador que sabía "pegarse" con los más viejos del lugar, uniendo y haciendo el "efecto pegamento". En Fuenlabrada estamos acostumbrados a tener un jugador insignia, ese que tire del equipo (Perasovic, López, Solana o Guardia). La llegada de Laviña parecía que iba a ser la continuación de una saga de "gladiadores" pero salió por la puerta de atrás. Ojalá Manresa le contrate toda la temporada. No se equivocarían.

El pívot. Chuck García no entra en la dinámica de equipo, Sené está cazando algo al vuelo ya que no toca balón, y Laso es todavía muy joven. Si le unes que Leo no está...hace que tu juego interior sea un coladero. Necesita un jugador tipo Nacho Martín urgentemente este equipo.

Pérdida de la identificación con el equipo. Los últimos años Fuenlabrada ha tomado decisiones muy controvertidas (Batista, Ayón, Biyombo (aunque necesarias), patrocinadores, sponsor técnicos, políticas de club, marketing deficitario, privación de equipaciones para los espectadores...) que han ido minando la moral de los espectadores (y la mía).

Poco a poco, el club está trabajando para recuperar esa comunión con iniciativas muy simples pero efectivas como:

- potenciar la cadena de marketing y comunicación (algo exigido desde hace años)
- iniciativas para el espectador (Fuenla Oé, Fuenla Fan, Concursos, perfiles de Facebook y Twitter, interactividad y trabajo).

Ahora no vemos el pasotismo de hace años cuando la web del club estaba completamente desactualizada y olvidada. Ahora vemos un club que quiere trabajar por y para el aficionado, y que quiere luchar porque el aficionado no se limite a asistir un Sábado o un Domingo a ver a 12 tíos botar un balón.

Ahora más que nunca... VAMOS FUENLA





@bbarrete_bkball

No hay comentarios:

Publicar un comentario