miércoles, 4 de abril de 2012

Héroes y villanos. (I)

Héroes y Villanos. Doctor Jekyll y Mr. Hyde. La cara y la cruz. Una de cal y otra de arena. Cualquier calificativo es válido para calificar la actuación de Baloncesto Fuenlabrada en los dos últimos partidos disputados en la Liga Endesa. 

Una victoria y una derrota. Una victoria que corta la racha de 6 derrotas consecutivas y suma la segunda en esta vuelta, una vuelta catastrófica aunque la permanencia en la Liga ACB parece asegurada.

Comencemos por partes. El Sábado, ante Blu:sens Monbús se vivió un auténtico esperpento de partido, un despropósito. Sólo existía un equipo sobre la cancha, jaleado por los numerosos aficionados gallegos que acudieron al Fernando Martín para convertir entre unos cientos de personas un infierno la cancha fuenlabreña.


FRAN MARTÍNEZ / ACB PHOTO
Porque sí, señores. La afición que se jacta de ser la mejor de lo mejor, que se jacta de no dejar de animar a su equipo fue sobrepasada por los visitantes que en tres grupos, a mi, como Fuenlabreño, me hicieron disfrutar. Felicidades de mi parte.

En lo que atañe al partido, el vendaval obradorista dejó un parcial de 6-11 en los primeros compases del partido, para un cuarto en el que Porfi lo intentó todo, jugando con Sergio de base, con Colom (cada vez menos válido para esta liga) con Sergio y Colom, e incluso sin estos dos y con Cortaberría. 14-21 de parcial final promovido por dos jugadores principalmente: Hopkins y Bulfoni. 

El segundo cuarto más de lo mismo, canastas y canastas rivales, tomando la iniciativa Kendall por parte de un Obradoiro que fue capaz de anotar 4 triples a la defensa fuenlabreña. El juego interior de Fuenlabrada brillaba por su ausencia, y finalizó el cuarto 31-47. Lejos de salir enchufados en el tercer parcial, Obradoiro endosó un 0-10 que provocó el cabreo de la afición local hasta el 2-13 que lo cerró Leo Mainoldi que dejaba las cosas en un 35-60 poco alentador.

Fuenlabrada por fin se puso a trabajar, aunque de poco sirvió porque las diferencias se fueron a los 20 puntos, y no más gracias a Laviña y Leo. Cuando las cosas se dejan para el final, todo sale mal, y a pesar de la tímida reacción fuenlabreña que ajustó las distancias hasta el 59-72 pero gracias a un carrusel de fallos de Fuenlabrada en acciones de ataque Obradoiro pudo mantener las distancias y siguió arriba en el marcador. 63-82 y pitos para el equipo por parte de los locales. 

Estadísticas y Prensa de Área 18.

Mad-Croc Fuenlabrada 63 (14+17+18+14): Quino Colom (5), Ferran Laviña (7), Saúl Blanco (9), Leo Mainoldi (14) y Michel Diouf (2). -quinteto titular-, Sergio Sánchez (12), Kirk Penney (3), Jon Cortaberría (2), Mike Hall (5), Robert Joseph (-) y Álvaro Muñoz (2). Entrenador: Porfi Fisac.

Blusens Monbus 82 (21+26+22+13): A. Rodríguez (8), D. Washington (4), J. Bulfoni (10), B. Hopkins (14) y S. Lasme (8) -cinco inicial-, O. Junyent (7), R. Nguema (3), L. Kendall (17), E. Ere (5) y A. Corbacho (6). No utilizado: Mario Cabanas. Entrenador: Moncho Fernández.

Moncho Fernández, entrenador del Blusens Monbus

Valoración del partido
“Creo que hemos sido justos vencedores por el despliegue defensivo que ha mostrado el equipo en todo el partido. En ataque también hemos jugado francamente bien. Hemos tenido continuidad y acierto”.

Porfi Fisac, entrenador del Mad-Croc Fuenlabrada

“En el último tiempo veo conformismo, excusas, vea comodidad, y no me gustan nada. Quiero hombres ahora mismo, responsables, quiero gente valiente, quiero los culos apretados, quiero las ideas claras, y si no las tienen es mi responsabilidad. Soy el primer responsable de que esto ahora mismo no esté funcionando bien”.


CONTINÚA....
  @bbarrete_bkball

No hay comentarios:

Publicar un comentario