lunes, 14 de marzo de 2011

Aquí no gana ni Dios

Aquí no gana ni dios. 1,2,3 ¡Fuenla! Esa es la consigna que segundos antes de saltar a la cancha
Aquí no gana ni dios. Esa es la consigna que segundos antes de saltar a la cancha para la rueda de calentamiento antes de la presentación del equipo, es decir, a falta de unos 20 minutos de comenzar, grita todo el equipo. Haciendo una piña. Dejando que los jóvenes también tomen su protagonismo. ¡Biyombo, hoy tu primero que ganamos al Barcelona la semana pasada! Y Biyombo es el primero en pisar la pista.

¿Presagio? No lo se. Pero viendo como comenzó el encuentro, con un 10-20 de parcial, me temía lo peor. Fuenlabrada estaba muy blandito en defensa y el Caja Laboral demasiado enchufado. Pero una de las maldiciones no se había cumplido por el momento. Y es que, jugador que pisa el Fernando Martín su primer partido con otra camiseta, jugador que hace el partido de su vida....en lo negativo.



Esteban Batista saltó a la cancha, ovacionado por la afición fuenlabreña. En esos momentos, anota sus primeros 2 puntos y fija el 19-30 en el marcador. El principio del fin en el Caja Laboral. Fuenlabrada comenzó su recital. Dos cuartos, que deben ser guardados en los anales de la historia. Dos cuartos en los que Fuenlabrada dio un recital de juego, ataque, defensa, lucha, paciencia, y cabeza fría que hicieron disfrutar a la afición. Un tercer cuarto, que sin duda alguna, es el mejor cuarto protagonizado por un equipo en la Liga ACB de esta temporada y en la historia reciente. No por el parcial (34-7) sino porque del 19-30 en el marcador, se pasó al 37-38 al descanso (18-8) y con el 34-7 se sumó un total de 52-15 en tan solo unos 14-15 minutos.

Una brecha insalvable para los cajistas, una brecha tranquilizadora para los jugadores fuenlabreños. El éxtasis, el júbilo y la algarabía para la afición fuenlabreña, que veía como ganaban de nuevo a un grande, y de forma consecutiva en 2 semanas sólo. Se oían comentarios en la grada gritando... ¡No disfruto así ni con mi pareja! ¡Ole los huevos de los jugadores! ¡Qué equipo señores! ¡Qué equipo!

Y es que el show ofrecido fue espectacular. Salió a la cancha el jugador que yo llamo "el animalito" porque es ver un balón y pega un salto que ni un canguro para ir a por él. Lo captura con la fuerza de un león, y lucha como un bisonte. Se trata de Biyombo Bismack, que nada más salir a la pista taponó dos balones (uno de ellos espectacular a dos manos) y capturó rebote. Además se lanzó a por un balón en barrena, provocando una lucha y una tremenda caída de espaldas. ¿Lo notó? En absoluto.

Gustavo Ayón, jugador al que recambiaba Bismack demostró que la estrella no era Batista. Que la estrella era él. Sus números, las delicias de los ojeadores NBA. 16 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias y 1 tapón y dos mates para finalizar con 22 de valoración y MVP del partido como pronostiqué con Carlos Gómez de Frombasket.

Pero es que, el que despertó el parcial del Fuenlabrada fue Salva Guardia con dos triples espectaculares nada más comenzar el tercer cuarto, que abrían cierta ventaja que se encargaban de conservar y ampliar Mainoldi y Rabaseda. Y cuando creías que Fuenlabrada no podía anotar ya más, Laviña desatascaba al equipo con 5 puntitos más.

Sólo Teletovic y Barac conseguían resistir el tormento que les esperaba. El ridículo que rozaron en el Fernando Martín. La vergüenza de caer, ante quizá el segundo mejor equipo de la Liga ACB en su cancha. Ya que a día de hoy, Valladolid tiene el honor de ser el único en vencer en la pista fuenlabreña.

Dusko Ivanovic en Rueda de Prensa muy claro como siempre. Monosilábico, de pocas palabras y con cara de pocos amigos. Salva Maldonado, conciliador, feliz y afirmando, que todas las indicaciones las dan sus jugadores. Que sus jugadores tienen hambre de victorias, hambre de seguir en esta línea. Y que él no les va a quitar la ilusión ni las ganas.

Que pase el siguiente. Pesic, prepárate.

@bbarrete_bkball

No hay comentarios:

Publicar un comentario