jueves, 10 de febrero de 2011

[Copa 2011] El sueño no pudo ser. (BRV – PEV)


¡Comenzó el espectáculo! ¡Comenzó la Copa del Rey! Y qué mejor forma de abrir el ciclo de 7 partidos que nos llevarán hasta el campeón que con un Blancos de Rueda Valladolid – Power Electronics Valencia.

Un partido que tuvo historia hasta el minuto 18 de partido donde Valencia BC se distanció definitivamente en el marcador y dejó a Blancos de Rueda soñando despierto. Un equipo, el vallisoletano que no pudo engancharse en el partido, gracias en parte al acierto del trío mortal formado por Claver, De Colo y Javtokas que entre los tres sumaron 48 puntos de los 83 que firmó el Valencia Básket al finalizar el encuentro.

Un Valencia Basket que gracias a un planteamiento táctico perfecto de Pesic consiguió anular el juego interior de Valladolid, que sumaron tan solo 17 puntos (Báez 5, Martín 2, Slaughter 4, Barnes 6 y Ruiz 0).


Y quizá ese fue el elemento diferenciador de un partido que creó más expectativa de lo que fue realmente como tal ya que Blancos de Rueda no pudo hacer nada por engancharse de nuevo, aunque hubo un atisbo, gracias a la técnica que fue sancionada a Savanovic, cuando Valencia vencía por más de 10 puntos y a punto estuvo el marcador de quedarse por debajo de esa cifra psicológica.

El rebote fue otra de las claves del encuentro, con 41 capturas por parte de Valencia, 16 de ellas ofensivas, donde Claver y Augustine fueron los dueños de éste (16 capturas entre los dos). Y la poca avaricia por parte de los jugadores valencianistas, que fueron capaces de dar 20 asistencias para apuntalar aun mas la victoria.

¿Cómo he visto yo el partido? Sin duda alguna con un claro dominador. Valencia Basket. El equipo vallisoletano remó y remó para morir nadando, no abandonó en ningún momento a pesar de saberse eliminados, y sin duda alguna, la afición supo agradecer, lo primero estar en esta competición, como es la Copa del Rey, y lo segundo la gran temporada realizada, vitoreando en todo momento al equipo y halagando cada pase que realizaba.

El partido tuvo poca historia más, bueno sí: la escasa afición presente en el Palacio de Deportes de Madrid. Como siempre, eso nunca cambiará.

¡Salud y buen vino! A ser posible, un blanquito de Rueda.

BRV-PEV



@bbarretea

No hay comentarios:

Publicar un comentario