viernes, 11 de febrero de 2011

[Copa 2011] Bilbao Básket soñó hasta el final


No pudo cumplirse el sueño de los aficionados bilbaínos que había en el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid, tras ver cómo su héroe, Kostas Vasileadis, en un partido que no comenzaba bien para los jugadores de Katsikaris, comenzaba a carburar a partir de mediado el tercer cuarto con un clínic sobre cómo hay que tirar los triples en esta Liga ACB. 7 de 12 al final para 29 de valoración del que ha sido el mejor jugador del partido sin duda.

El espectáculo que han dado ambos equipos sobre la cancha, y sobre todo las dos aficiones sí que es digno de esta competición. Un partido que a priori parecía muerto desde el comienzo de la segunda parte, pero como las muñecas rusas trajo sorpresa. En este caso llegada desde Grecia.


En el Caja Laboral, Oleson cometía 4 faltas muy pronto, y sólo pudo disputar 6 minutos sobre la cancha. El resultado, uno de los mejores valores anotadores del Caja Laboral, eliminado del partido. Batista, adaptado ya al juego baskonista, anotaba 8 puntos en la primera parte, y también desapareció del encuentro aunque por decisión técnica.

De los 20 minutos del resto del encuentro, jugó tan solo 1.15 para dar descanso a Barac que jugó los otros 18. Y eso el Baskonia lo notó que dominaba a la perfección al Bilbao Básket, con un desaguisado defensivo en la línea de 3 puntos y en la pintura espectacular. Y sí, Barac respondió con 14 puntos en 18 minutos, pero no fue la misma intensidad que mostró el equipo en general que el resto del partido.

El aspecto reboteador era de Bilbao Básket hacia el tercer cuarto, y eso que perdía de 12. Pero ajustó las defensas Katsikaris y en los ataques buscó desquiciar a la defensa de Caja Laboral para generar ventajas a Kostas que fue el que tiró del equipo, junto a un Aaron Jackson que endosó 8 puntos en los 16 minutos que estuvo en la cancha en la segunda parte.

Bilbao - Baskonia

¿Por qué tanto rebote para el Bilbao, sobre todo ofensivos (15)? Debido a los numerosos errores que cometieron en el tiro (fallaron en total 14 triples, 5 libres y 26 tiros de 2. 45 tiros fallados en total que mataron la confianza del Bilbao Básket, sobre todo en los minutos finales (2 triples fallados por Kostas, uno más anulado por “pisar la línea”).

Y recuerdo, que el tercer cuarto finalizó con un triple del conjunto bilbaíno. Pues bien señores, a punto estuvo de finalizar el partido con idéntico resultado. Un triple fallado sobre la bocina, desde más allá del medio campo, por Banic, que falló por poco.

¡Felicidades Baskonia!



@bbarretea

No hay comentarios:

Publicar un comentario