domingo, 21 de enero de 2007

La falta de respeto de un jugador.

Nos situamos. Partido entre Alta Gestión Fuenlabrada y Lagun Aro Bilbao Basket. Lucas Recker es eliminado por 5 faltas personales con el partido a punto de finalizar. No está de acuerdo. Protestando se va al banquillo y desde allí lanza una botella que moja toda la pista. Falta técnica de los árbitros al banquillo, y se acabó.

Aquí entro a comentar yo. Vale que tu equipo vaya perdiendo de 10 o más puntos casi al finalizar el partido. Vale que el arbitraje no fuera nada bueno (y de poco se podía quejar Lagun Aro ya que el Fuenlabrada en muchas ocasiones salió muy perjudicado con acciones que ni de lejos eran lo pitado. Y vale que tu no estés de acuerdo con el árbitro en la jugada o que estés cabreado porque te han eliminado. Pero ante todo hay que ser profesional, y la falta de profesionalidad que se ha demostrado en este partido por parte del jugador es evidente. Que el partido se tenga que parar varios minutos ya que tuvieron que intervenir hasta 3 chavales y dos jugadores secando la pista, casi al finalizar el partido, por culpa de un jugador que esté cabreado, no tiene sentido, y no tiene vergüenza.

Desde la federación de Baloncesto se intenta casi a diario prevenir la violencia y promover el Fair Play, pero con acciones así, encima fuera de tu cancha habitual, donde el público se te va a echar encima... no se consigue nada. Y ojo, que no quiero decir, que en tu cancha esté justificado, ni mucho menos. Y lo más fuerte es que varios jugadores se fueron a protestar en masa a los árbitros, ya que no estaban de acuerdo con la técnica. ¿donde vamos a parar?

Si un jugador está cabreado, ante todo hay que demostrar un mínimo de profesionalidad y si te enfadas por algo, tirate de los pelos, pégate un par de guantadas o lo que sea, pero nunca interfieras el juego o lances objetos a la cancha. Y ni mucho menos de esa forma.

La verdad es que a este jugador no se que sanción le caerá, probablemente una ridiculez en comparación a su ficha, pero de ser yo Antiviolencia, le impondría una buena sanción económica y algún partido de suspensión. Que sirva de sanción ejemplar para otros jugadores. Y no porque sea de un equipo rival, sino porque si en el Baloncesto, deporte del que presumimos constantemente de que es muy deportivo, hay limpieza en el juego...etc, comenzamos a dejar este tipo de acciones totalmente impunes... mal vamos.

Sintiéndolo mucho por mis amigos del Lagun Aro, este jugador debería recibir una buena sanción, como cualquier otro que cometiera el error de cabrearse lanzando el primer objeto que pille por el camino...

No hay comentarios:

Publicar un comentario