viernes, 19 de mayo de 2006

Cambios en los clubes del baloncesto Español

El futuro se presenta incierto para algunos clubes del baloncesto español.

Llanera Menorca, recién salvado del descenso, tiene que afrontar un proceso de conversión a SAD como todos los equipos que permanecen dos temporadas en la ACB, para lo que debe juntar una gran suma de dinero, difícil de conseguir. Mediante una ampliación de capital se ha llevado a cabo, y parece ser que va a buen ritmo, pero la permanencia no está segura, ya que de no conseguirlo, el club desaparecería, porque plaza en la LEB tampoco tiene.

Fórum Valladolid, tiene el futuro más incierto. Su patrocinador, Fórum, se ha visto involucrado en lo que todos conocemos ya, y al ser fuente principal de dinero para los vallisoletanos, todavía no se sabe si podrán conseguir otro, tarea difícil y ardua. Esperemos que sí, ya que también podría desaparecer o descender por causas administrativas.

El equipo militante en la LEB, Bruesa, ahora mismo lidera los play Off por el ascenso en su eliminatoria, pero no se sabe si podría llegar a consumar el ascenso, por las mismas causas que otros muchos equipos, el dinero. Necesitaría un pabellón nuevo para disputar sus partidos (se baraja la posibilidad de plaza de toros), y además, una gran cantidad de efectivo para afrontar las tasas y comisiones que se han de pagar a la ACB, para jugar en la categoría.

Otra cosa bien distinta es lo que sucede en otros clubes, como Fuenlabrada.
En este caso, el presidente Juan Antonio Jiménez, ha puesto a la venta todas las acciones que poseía, ya que ve que esto es indispensable para que el club se consolide en la ACB, porque el apoyo institucional no es máximo (se seguirán los acontecimientos detalladamente en el blog, al ser mi equipo favorito).

6 comentarios:

  1. ..Oscuro panorama, ciertamente. Saludos de un aficionado del modesto Tenerife (antiguo Unelco)

    ResponderEliminar
  2. Si, la verdad, es que pagamos el pato siempre los modestos.

    ResponderEliminar
  3. Los asuntos de dinero en las competiciones deportivas siempre terminan generandole problemas a alguien.

    Claramente los equipos grandes no tienen ese problema, ya que son equipos acostumbrados a estar en las máximas categorias de las competiciones nacionales y a participar en competiciones europeas, lo que les da una mayor cantidad de ingresos que les permiten subsistir al paso de los años. El problema viene para los equipos modestos, equipos que suelen subir un año y bajar al siguiente, o aguantan un par de temporadas y descienden.

    La verdad es que esta alternancia de categorias de los equipos modestos lo unico que consigue es que no se asienten lo suficiente como para lograr estabilidad, la misma estabilidad que tienen los grandes equipos.

    ResponderEliminar
  4. Toda la razón, Juanjo, pero yo creo que puede exisitir alguna forma de mejorar esto (pero claro, la pasta que se lleva la ACB es la pasta que se lleva la ACB... y me refiero a tasas de ascensos, mínimos exigibles, comisiones por inscripción...)

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo contigo en que puede haber una forma de mejorar la situación, pero eso pasaria si la federación se llevara menos dinero de la competición. La cuestión es que la federación mantiene la competición porque para ella le resulta rentable, ya que el dinero que le proporcionan los clubes que participan en la liga ACB hace que mantengan unos ingresos constantes. Si redujeran sus ingresos la situación para los equipos modestos mejoraria, puesto que se encontrarian con menos trabas para participar. El problema llega en el momento en el que la federación considere insuficientes los ingresos por la liga, entonces podría darse el caso de que la liga desapareciese porque a la federación no le da dinero, puesto que esto para ellos es un negocio.

    De esta manera, la situación que le interesa a la federación es que haya 5 o 6 clubes grandes, que jugarian todas o practicamente todas las temporadas en la máxima categoria, clasificandose en la mayoria de ellas para los playoffs, habra otros 5 o 6 clubes de nivel intermedio, que jugarian a partes iguales entre la ACB y la LEB, dandose el caso de que alguna temporada de las que juegan en la ACB se clasifiquen para los playoffs, manteniendo un poco su estabilidad económica, y luego unos 12 o 14 clubes modestos que suelen jugar más en la LEB, pero que alguna temporada puntual juegan en la ACB, jugando principalmente por mantener la categoria.

    Ante la situación actual, la única manera de subsistir de los equipos modestos es que una vez que llegan a la ACB intentar entrar en los playoffs, e intentar acceder a competiciones europeas, cosa que por sus niveles económicos es practicamente imposible, a causa de que no tienen potencial económico suficiente para elaborar una plantilla aspirante a ganar.

    ResponderEliminar
  6. Te doy toda la razón, la organización de la ACB sólo busca su beneficio económico, y cuando no le rente, cambiarán las cosas, pero en nuestra contra.

    ResponderEliminar